Bienvenidos a nuestro blog!
Nosotros somos Carla, Cristian y Eugenia, alumnos del Instituto Inmaculada Concepción y estamos trabajando en la materia Derechos Humanos y Ciudadanía.
En este blog abarcaremos los temas acerca del derecho de la Paz.

sábado, 14 de noviembre de 2009

Como alcanzar la Paz



La paz es un estado interno de los individuos que se manifiesta en nuestra relaciones ante los demas y por lo demas, la paz genera creer en los proyectos del prójimo en respetar sus individualidades, sus particularidades que lo hacen unico. Al comprender estos principios y practicarlos entenderemos que es tan facil vivir en armonia.
La paz no se recibe, es producto de lo que damos a los demas se necesitan dos para estar en conflicto por lo tanto yo recibo estar en paz con el otro.
La paz de un niño es ejemplo de un mundo lleno del perdon y un nuevo comienso en una relacion, tu le dañas y el no sabe de ofensa y te sigue tratando igual, sin reparar en lo que paso, sin tan solo los grandes aprendimos de ellos.
La paz la alcanzaremos cuando cada uno nos dispongamos a perdonar al otro, la madre Tereza de Calcuta nos enseña que lo mas hermoso que le podemos ofrecer a nuestro enemigo es el perdon.
Si en verdad anhelamos la paz no la busquemos fuera, ella se encuentra en nuestro interior, el conquistar la paz es tarea de todos pero se logra si sumamos todos nuestra propia paz.
Nuestro país se debate en este momento, en fuertes corrientes violentas por situaciones económicas y sociales. El impulso agresivo de algunas protestas y reclamos desata una violencia incontrolada, fruto del desborde del carácter.
Pero no será sin dudas este el camino que traerá la solución a los problemas. Se hace necesario entonces, procurar la serenidad en los pensamientos y sentimientos para que los actos sean acordes con ese objetivo de cambio que se reclama, junto con un profundo sentimiento de solidaridad por los que padecen estas situaciones.
Estas alteraciones que sufre el país responden al cúmulo de acciones de quienes constituimos su pueblo y de las energías e inteligencia de sus gobernantes.
Por sobre todo, el país necesita de la serenidad, firmeza y decisión de bien de sus hombres para que puedan alcanzar las pautas de progreso que estos se propusieron.
Los actos convulsionados, si bien tienen su poder de fuerza sobre los que gobiernan, llevan en sí fuerzas destructoras de la violencia de masas.
Las masas, según Ortega y Gasset, son fuerzas que por incontroladas, ocasionan daños irreversibles, anulan la capacidad de discernir que sí tiene el hombre individualmente y producen su acción como fuerzas de descontrol.por esto es necesario que la paz comienze en nosotros y no esperar la paz afuera y asi de a poco podremos llegar a la paz que tanto anhelamos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada